Noticias Soriano Abogado

Corresponde al administrador además de las que se puedan establecer por vía contractual y según el artículo 20 de la Ley de propiedad horizontal: Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares. Preparar con la debida antelación y someter a la junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos. Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios. Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes. Actuar, en su caso, como secretario de la junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad. Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta. Mediador entre la comunidad y […]

Leer más

La pregunta que se hacen o nos hacemos los propietarios que tenemos una vivienda en propiedad es que tipo de perfil de profesional debemos poner al frente de la gestión de los elementos comunes que componen la comunidad de propietarios y que tipo de cualidades debería de tener para conseguir optimizar los recursos de los que se dispone y no menos importante, que aptitudes, actitudes y conocimientos debe tener este profesional para conseguir que la relación entre los comuneros sea óptima y permita una convivencia armoniosa y pacífica.  Podríamos hablar por lo tanto de actitud (motivación), aptitud (se capaz)  y conocimiento,  como conjunto de condiciones que hacen a un profesional de la Administración de Fincas especialmente idóneo  para esa función determinada. Dentro de las aptitudes y actitudes del Administrador de Fincas figuran como las más importantes: Habilidades de comunicación escrita y oral; empatía; integridad (fiabilidad, paciencia y honestidad); capacidad de buscar soluciones a los problemas planteados; capacidad para encontrar empleados […]

Leer más

Dicen los decanos de los administradores de fincas que ésta no es una profesión atractiva: has de mediar entre las disputas de los vecinos, no existe un horario fijo, tu sueldo depende de tu cartera de clientes, eres un profesional para todo. El administrador de fincas de hoy día ha de ser una persona muy especializada y con mucha mano izquierda, con don de gentes. El administrador de fincas es el profesional que se ocupa fundamentalmente de la gestión de las fincas urbanas y rústicas. Pero no es su única función. Su trabajo incluye desde llevar la contabilidad y contratar los servicios y el personal de una comunidad de propietarios hasta hacer de relaciones públicas entre los vecinos, quizás lo más difícil de todo, porque cuando dos vecinos se ponen tercos no hay persona ni profesión que pueda con ellos. La actividad profesional de la administración se extiende a todo el sector inmobiliario. El viejo concepto del administrador que se […]

Leer más